Páginas

1 de noviembre de 2013

Pues sí: son los mismos inmigrantes




Un grupo de niños, mujeres y algunos hombres que intentaba llegar desde Níger a Argelia murió en el pleno desierto del Sáhara a principios de mes, posiblemente de sed. Los cadáveres de 92 inmigrantes fueron recuperados en territorio nigerino a solo diez kilómetros de la frontera con Argelia. La tragedia no pasó desapercibida, pero casi. Soledad Gallego habló en la Cadena Ser sobre esos muertos sin nombre que se comió el desierto y nos recordó que hace poco ellos morían en nuestras costas. Entonces esas desgracias copaban portadas de periódicos. Conviene mucho escuchar o leer lo que piensa la periodista. La historia debería habernos enseñado que mirar para otro lado no tiene ningún sentido y, además, es inhumano. Aquí tienen el texto y el enlace de audio. 

"Todos los sofisticados sistemas de comunicaciones, los increíbles mecanismos de control de millones de personas en todo el mundo no les sirvieron de nada a los 52 niños, 32 mujeres y siete hombres que murieron de sed este mismo mes en un camino de Niger, cerca ya de la frontera con Argelia. Quizás eran refugiados, quizás intentaban ser inmigrantes. Quizás simplemente eran madres con hijos que creyeron que podrían sobrevivir mejor mendigando en las calles de Oran. Iban en un camión que se averió y quedó atrapado en un camino, una ruta muy bien conocida por ser vía para el transporte de personas que huyen de la miseria en Níger y países del Sahara. Echaron a andar y murieron. Dicen que muchos de los niños llevaban cuadernos y que eran posiblemente alumnos de alguna de las misérrimas escuelas coránicas que jalonan Níger. Es posible que los mas viejos de los siete hombres fueran sus profesores. Toda una expedición: madres, niños y maestros. Ayer los medios internacionales no les prestaron mucha atención. No nos sentimos tan responsables de los muertos de sed en las rutas a Argelia como de los ahogados en Lampedusa. Bueno. Pero conste que las rutas que atraviesan el Sahara se abrieron cuando se cerraron las playas de Mauritania y Senegal desde las que salían las pateras que hace pocos años llegaban a las Islas Canarias. Son los mismos".









Para entender la tragedia de Níger:
La travesía de Agadez o cómo morir en el desierto



No hay comentarios:

Publicar un comentario